Cómo vestir corbata correctamente

No se trata sólo de vestir un traje completo con camisa y corbata, también es importante saber cómo vestir corbata ocorrectamente. Para saber cómo vestir corbata correctamente, es conveniente conocer las normas que marcan cómo vestir con corrección; a partir de ahí, cada uno adaptamos nuestra manera de expresarnos en el vestir, pero debemos conocer qué es lo correcto.

A pesar de estar pasando “un mal momento”, hoy por hoy la corbata sigue siendo el accesorio por excelencia en cualquier outfit elegante y actual, pues hay en el mercado infinidad de colores/texturas que sugieren combinaciones elegantes y super-originales que nos diferencian.

Es muy importante saber cómo vestir corbata correctamente y para ello hay que tener en cuenta nuestra anatomía; como norma general, la corbata estiliza la figura, añadiendo verticalidad a nuestra imagen.

Teniendo en cuenta que un hombre corpulento precisa de media una corbata 2 o 3 cm más larga que un hombre delgado, debemos recordar algunas normas imprescindibles a la hora de vestir la corbata:

 

Normas sobre cómo vestir corbata correctamente

El nudo de la corbata debe estar siempre apretado y ajustado al cuello, para que no se vea el botón superior de la camisa, que debe estar abrochado. Para una ceremonia, mejor una camisa sin el botón del cuello.

La parte de atrás de la corbata, la más estrecha, no debe verse nunca, ni sobresalir de la parte más ancha de delante. (Ya hemos visto algunos personajes públicos que utilizan cinta adhesiva para que no les ocurra).

La corbata de seda no se arruga fácilmente, pero si por algún motivo tu corbata ha tomado mala forma, no la planches! Mejor cuélgala en el baño mientras te duchas; verás que el vapor elimina la arruga. O también puedes utilizar el secador de pelo, pero a una distancia considerable.

Para viajar, enrolla la corbata sobre sí misma y ponla dentro de un zapato que lleves en la maleta. Verás que, una vez la extiendas, habrá llegado en perfecto estado.

 

Por último, las corbatas no se deben lavar, ni en casa ni en la lavadora. El agua provoca encogimiento a la entretela interior, provocando la malformación de la corbata.